Conecta con nosotros

Salud

Claves para dormirte más rápido y mejor

El descanso nocturno es una de las cosas más importantes de nuestra vida, y sin embargo no le prestamos tanta atención como deberíamos. Es prioritario que durmamos bien si queremos mantener una buena salud y si queremos conseguir nuestros objetivos deportivos.

 

TEMPERATURA DE LA HABITACIÓN. La temperatura que mejor puede venirle a tu cuerpo para dormir bien está entre los 15 y los 20 grados. Si la temperatura de tu cuerpo se eleva te costará mucho dormirte y la calidad de tu sueño será mucho peor.

 

Darte una ducha templada un rato antes de irte a dormir te ayudará a relajarte y aumentará el calor que perderás durante las siguientes horas, de modo que tu cuerpo entrará en una condición más favorable como para que te duermas.

 

Evidentemente es mejor que hagas ejercicio a que no lo hagas, pero si lo haces antes de ir a dormir puede que te estimules y que aumentes tu temperatura corporal, y todo esto hará que te cueste más dormirte.

 

PIES CALIENTES. A tus pies llega una gran cantidad de venas, y si consigues mantener tus pies relativamente calientes puedes favorecer la pérdida de calor a través de estas venas, así que puede ser recomendable que utilices unos calcetines que te sean cómodos y que mantengan tus pies calientes.

 

Muchos smartphones y tablets ya incorporan filtros de luz azul que deberías empezar a activar automáticamente por la tarde para reducir las interferencias de la luz azul sobre tu sueño.

 

Cambiar las bombillas de tu casa y empezar con la luz naranja puede ser una buena idea, porque esta es menos intensa, simula el atardecer, y puede ser mejor para el sueño en comparación con la luz blanca.

 

OSCURECE TU HABITACIÓN. Tus párpados son translúcidos, así que incluso si los mantienes cerrados la luz puede entrar en tu retina. Si esto ocurre, tu cerebro entenderá que todavía es de día, así que trata de utilizar persianas o cortinas en su defecto, y apaga todos los aparatos electrónicos que emitan luz en tu habitación.

 

La vitamina D que sintetizamos al exponernos a la luz del sol puede servirnos para regular nuestros ritmos circadianos, así que sería conveniente que nos diese la luz del sol al menos treinta minutos al día, preferiblemente por la mañana.

 

Las cenas altas en proteínas e hidratos de carbono pueden ayudarte a que te duermas más rápido y a que concilies mejor el sueño porque favorecen la absorción de triptófano, que es un aminoácido precursor de la melatonina.

 

NO CENAR MUY TARDE. La propia digestión de los alimentos es un proceso que eleva la temperatura corporal, y esto puede interferir con el sueño. Si lo haces justo antes de irte a dormir puede que te cueste conciliar el sueño.

 

La nicotina, la cafeína y la teína son tres estimulantes que pueden estar empeorando tu sueño, incluso aunque los consumas lejos de las horas de sueño. Intenta evitarlos si quieres dormir bien.

 

Si tu cerebro asocia a tu habitación con el sueño, le será más sencillo hacer que te duermas. Si la asocia con otras actividades como trabajar, ver la televisión, o estar pendiente del móvil, será más complejo que te duermas rápido y bien.

 

Si normalmente mantienes los mismos horarios de sueño, cuando vaya llegando la noche tu cerebro pondrá a tu cuerpo en una condición más favorable para que te duermas, así que intenta ser regular con el sueño.

Fuente: Vitonica

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Formosa vende sus servicios a China y el mundo

Economía

Habilitan inscripción para postulantes de módulos habitacionales

Política

Las ventas en los Super del NEA cayó hasta 6%

Economía

Nadie ama lo que no conoce, hoy las meliponas o rubita

Ambiente

Redes Sociales
Inscríbase al boletín