Conecta con nosotros

Salud

EL CHIP SEXUAL. Corrige la sensación de fatiga crónica

El médico ginecólogo Sergio Pereira visitó el programa El Atelier de Vero (Lapacho Canal 11) y habló de las ventajas que aporta el denominado Chip Sexual, el pellet subdérmico de testosterona que se absorbe totalmente.

 

El especialista en ginecología y obstetricia  remarcó que “esto está pensado a partir de una situación normal, tanto en el hombre como en la mujer. Lo que sabemos hoy es que a partir de los 35 a 40 años, disminuye una hormona muy importante: la testosterona, la que  tiene  una serie de funciones. Nosotros, cuando crecemos,  cuando envejecemos, naturalizamos el cansancio físico, la sensación de agotamiento crónico, la pérdida de concentración, memoria y también, el deseo sexual, y en la mujer específicamente la sequedad vaginal”.

 

“A partir de los 35 a 40 años disminuye un hormona que es importante como es la Testosterona y tiene su pilar en una serie de funciones”.

 

Pereira señaló, que este chip,  llamado comúnmente chip sexual, lo que hace es liberar dentro del organismo, una dosis de testosterona, la que va corrigiendo o mejorando esos síntomas. “La denominación la pone en escena Carmen Barbieri , y luego lo hacen Sergio Goycochea y Catherine Fulop. Está bueno que esta figuras públicas planteen  necesidades que son iguales a las que siente todo el mundo, como ser el cansancio físico, la pérdida de masa muscular y la pérdida del deseo sexual”.

 

También, el médico aclaró que “el hombre tiene muchísima más cantidad de testosterona que la mujer. De hecho la mujer sólo tiene el 10 por ciento de esta hormona y cuando comienza a perderla los síntomas son más fuertes y rápidos. En la mujer se nota más rápido”.

NATURALIZAMOS CIERTOS CAMBIOS. El presidente de la Asociación de Ginecología y Obstetricia de Formosa dijo que “naturalizamos ciertos cambios con el paso del tiempo y ciertamente entre los 45 y 55 años se produce la menopausia en la mujer y es el marcado del fin de la edad reproductiva pero no el fin de la edad productiva, ya que tiene mucho para dar y seguir creciendo, y también tiene mucho para sentir y sentirse propiamente una mujer”.

 

Enfatizó que “todos vamos arrastrando esa sensación de fatiga crónica que se corrige con esto. A partir de los 40 años es frecuente ir a la cocina y olvidarnos a que fuimos, buscar la llaves y no acordarnos donde las dejamos, eso es uno de los primeros marcadores que están disminuyendo las hormonas y van a presentarse otros síntomas, son el aviso de que los cambios están ocurriendo”.

 

“A los 75 años tenemos el 25 por ciento de las hormonas que teníamos en la adolescencia”

 

EN LA TERCERA EDAD. Pereira confirmó que “a los 75 años tenemos el 25 por ciento de las hormonas que teníamos en la adolescencia, ese deterioro no lo vemos pero se va manifestando y con este tipo de elementos podemos trabajar para mejorar la calidad de vida”.

 

Explicó que “es un cilindro compactado de la hormona de testosterona que tiene distintas concentraciones, esto es un traje a medida. Hacemos un análisis de laboratorio y vemos el déficit de cada paciente, para corregir la dosis que sea necesaria”.

 

El especialista señaló que “con la pérdida de las hormonas vamos perdiendo la capacidad de generar masa muscular y aparece la masa grasa. No es casualidad que después de los 35 años empiece a crecer el abdomen y este dispositivo favorece el desarrollo de masa muscular y por eso figuras públicas comenzaron a utilizarlo”.

SE REABSORBE POR COMPLETO. El ginecólogo manifestó que “este cilindro se reabsorbe por completo. Tiene una duración de entre 4 a 6 meses. Se coloca como si fuera una inyección intramuscular, con una pequeña incisión de entre 3 a 5 milímetros y a partir de ahí se va reabsorbiendo con el movimiento del cuerpo”.

 

El especialista habló sobre el funcionamiento y recalcó que “tenemos una mayor absorción durante el día y menos durante la noche. Entonces se produce la oscilación, como lo hacen normalmente las hormonas. Después de los cuatro o seis meses los síntomas beneficiosos empiezan a perderse”.

 

Finalmente, Sergio Pereira señaló  que “la mujer puede llegar hasta una dosis de 200 y el hombre hasta los 2000 miligramos como dosis máxima. Además, en este tipo de tratamiento se pueden aportar otro tipos de hormonas que intervienen en la sensación de bienestar”.

FUENTE: El Atelier de Vero / Lapacho Canal 11 ( en vivo los Jueves 13 a 14 horas)

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Formosa vende sus servicios a China y el mundo

Economía

Las ventas en los Super del NEA cayó hasta 6%

Economía

Río Paraguay a centímetros de repetir descenso histórico

Economía

Nadie ama lo que no conoce, hoy las meliponas o rubita

Ambiente

Redes Sociales
Inscríbase al boletín