Conecta con nosotros

Economía

Las pérdidas del campo se sentirán por varios años

Los campos del región sufrieron los extremos, ya que pasaron en pocos meses de estar inundados a campos secos, sumado a los incendios de miles de hectáreas. Las pérdidas son “incalculables” pero las secuelas se verán los próximos años en particular en la economía de todas las familias e incluso en los saldos exportables del país.

 

El productor agropecuario Carlos Silva analizó la situación que le toco vivir al NEA, tras las inundaciones, posterior sequía y los incendios ocurridos.

 

En dialogo exclusivo con FormosaDigital, Silva analizo el actual panorama y sostuvo que “es una situación extrema la que estamos viviendo y vamos a continuar padeciendo”.

 

El productor agropecuario recalcó que “hemos vivido una creciente histórica, seguido de una sequía sin antecedente y luego una cantidad de quemazones por descuidos, irresponsabilidad, mal manejo, entre otros factores”.

 

PERDIDA DE INFRAESTRUCTURA. El docente universitario aclaró que “las quemazones ocasionaron mucho daños a la infraestructura rural. Alambrados, corrales en algunos casos, hasta las viviendas de establecimientos han sido afectadas por el fuego. Esto pinta un panorama difícil de digerir y transitar para el productor”.

 

Explicó que “estos temas traen consecuencias en corto, mediana y largo plazo. Hablando en el corto plazo se dan gastos que no estaban previsto y que no puede ser presupuestado, ya que todo es sobre la emergencia”.

 

DIFÍCIL DE CONSEGUIR INSUMOS Y ALIMENTOS. Luego, expuso sobre la situación actual que “vamos solucionando los problemas en la medida que se producen. Con motores, perforaciones, cilindros, mangueras, bebederos, donde se suma inconvenientes para conseguir ciertos insumos”.

 

Reiteró que “en la actualidad existen faltantes de algunos insumos. Y ni que decir, con la enorme sequia, conseguir alimentos para los animales se torna dificultoso, ya que se agotaron los recursos que teníamos en Formosa. Estamos recurriendo a otras provincias donde están pasando por lo mismo, ya que todo el NEA está en la misma”.

Silva puntualizó que “se torna difícil conseguir alimentos para los animales y pensar a futuro cuesta. Tenemos que hacer una planificación muy delicada para poder salir adelante y sumado a una gran mortandad de hacienda, hambre, debilidad y enfermedades, ya que las garrapatas hicieron de las suyas durante el invierno y la sequía”.

 

Explicó que la situación del tiempo afectó a todos los productores “en mayor o menor medida. Cuando nos ponemos a hablar del corto y mediano plazo nos encontramos con la hacienda con baja condición corporal, vientres pariendo y con debilidad, o no pueden parir y otro no tienen leche para criar a los terneros, luego en el mediano plazo repercute en los servicios y preñez de los vientres para tener futuros terneros”.

 

VAMOS A NOTAR LA FALTA DE REPRODUCCIÓN. El productor agropecuario recalcó que “se reciente la recría para el futuros vientres, la reposición que llamamos nosotros. Y en cuanto a la recría o el engorde muchos productores anticiparon ventas, forzados, también baja los índices”.

 

“No se tiene ganancia sino pérdidas de kilos, lo cual va a dificultar la posibilidad de hacienda para faena, es decir, hacienda para el consumo y el faltante de terneros que lo vamos a ver el año próximo y en el 2022 vamos a notar la falta de reproducción de hacienda”, expuso.

 

Silva sostuvo que “siempre sostengo que el campo transita las emergencias y las consecuencias se ven muy lejos. El panorama no es alentador. Y esto lo estamos viviendo los productores”.

PENSAR EN CRÉDITOS BLANDOS, A LARGO PLAZO Y TIEMPO DE GRACIA. Consultado sobre las medidas necesarias para el sector en este momento, Silva dijo: “Tenemos prevista una Ley de Emergencia Agropecuaria, creo que excede, ya que fue una situación extraordinaria. Los pronosticadores no pueden anticipar, ya que no tiene estadísticas o situaciones parecidas en los últimos años”.

 

Acentuó que “la mayor dificultad de los productores es poder alimentar al ganado, poder conseguir los fondos es difícil pero aún más conseguir maíz, semillas de algodón, fardos, royos, ya que esto está faltando”.

 

“También hay que pensar en algún tipo de crédito que debe ser blando y a largo plazo, ya que la escases de insumos es generalizada y esta dolarizada, como ser alambres, motores, bombeadores y necesitamos créditos a largo plazo, blandos e incluso analizar periodos de gracia. Los recursos del productor están resentidos para los próximos dos años”, analizó el hombre campo.

 

RECOMPONER LA MATRIZ PRODUCTIVA. Silva advirtió que “siempre el crédito es un apalancamiento al productor que lo ayuda a mejorar su producción, ya que siempre se endeuda para mejorar su producción, darle una vuelta más de valor agregado pero en este caso se apunta recomponer la matriz productiva”.

 

“Hay muchos kilómetros de alambrados para restituir, mucha hacienda por alimentar, gran cantidad de infraestructura, es el momento de limpiar represas que hace años no se hacen o construir nuevas represas o incluso pensar con mayor uso del agua subterránea”.

 

Aseguró que “lo que se ha quemado en la provincia es imposible de cuantificar, pero es mucho. Esto genera un daño ambiental, en el suelo, que también cuenta dimensionar y le va costar recuperarse”.

 

Ilustró que “en los últimos días tuvimos algunas lluvias en algunas zonas de la provincia, pero no llueve pasto, vamos a tenerlo de aquí a un tiempo. Pero tenemos un suelo que fue inundado, sobrepastoreo luego y necesitan un tiempo para recomponerse todo hace que la lluvia caída es bendición necesitamos mejores condiciones, es decir, que no venga frio o 48 grados de calor”.

 

El docente universitario indicó que “el campo ha sido declarado como una actividad esencial pero no recibe los beneficios de la ATP pero seguramente se pueda gestionar algún tipo de ayuda.  Ya que está cumpliendo con algo pero endeudando en otra, cambia de deudor”.

VA A FALTAR CARNE. Silva marco que “con respecto al futuro va a faltar carne. Hoy en Formosa no hay vacas gordas, está viniendo desde Salta, estamos consumiendo carne del centro del país que todavía no tuvo consecuencia que tuvimos aquí y esto hace que aumenten los costos por la cuestión del flete y distancias. Lo mismo ocurre con los alimentos para el ganado, ya que el flete ocasiona inviable la actividad”.

 

Ratificó que “la matriz productiva del país se va a ver afectada, ya que los vientres se van a tener que recuperar para pasar el próximo invierno”.

 

Pronosticó que “cuando en un tiempo veamos un aumento en los alimentos no será culpa de los alimentos sino por la situación coyuntural que vivimos. Es decir, la sumatoria de circunstancia que nos llevaron a bajar la producción”.

También, expuso que “mucha de la belleza natural de la provincia se ha perdido a consecuencia de la sequía, los incendios y no deja de ser un recurso que podría representar una gran oportunidad para el turismo”.

 

Carlos Silva manifestó que “cuesta ponerse en la piel del productor. Sino fuéramos esperanzados difícilmente saldríamos a producir a cielo abierto, esta es una industria más que riesgosa” y concluyó: “Vamos a tener que superar esta situación y seguir. Somos la seguridad alimentaria para la gente, y no podemos parar o cerrar, de alguna forma debemos seguir. Creo que no debemos perder el rumbo y despacio vamos a ir recuperándonos”.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Formosa vende sus servicios a China y el mundo

Economía

Las ventas en los Super del NEA cayó hasta 6%

Economía

Río Paraguay a centímetros de repetir descenso histórico

Economía

Las lluvias se asoman en las próximas horas

Ambiente

Redes Sociales
Inscríbase al boletín