Conecta con nosotros

Información General

Vuelta a clases será sin aires ni ventiladores en aulas

Recomiendan prescindir del uso de ventiladores y aires acondicionados para evitar la propagación del virus. El descanso entre clases deberá ser controlado y organizado.

 

El retorno a las clases presenciales supone un desafío en tiempos de pandemia por el coronavirus, después de casi un año de iniciada la emergencia sanitaria.

 

En ese contexto, el lavado de las manos y el uso del tapabocas siguen siendo ítems sumamente importantes y cuestiones aprendidas por la mayoría de adultos y niños; pero volver a las aulas supondrá un mayor esmero en estos cuidados y acostumbrarse a otros modos de ser y estar en la escuela.

 

Según recomiendan los expertos, el ventilador y el aire acondicionado deberán evitarse en pos de priorizar la ventilación natural de los espacios donde se den las clases y así disminuir la posible transmisión del virus por esas vías. Se aconsejan ventanas y puertas abiertas. Asimismo, señalan que los recreos deberán ser en burbuja, la misma que se da en el aula, ya no lo multitudinario que eran antes, en tanto que los horarios de clases podrían ser reducidos.

 

“No se puede usar ni aire acondicionado ni ventilador, lo único que se puede usar es la ventilación natural. Hay que buscar el horario más adecuado, saber que vamos a tener que soportar algunas situaciones pero que es en aras de la salud. Todos tendremos que hacer un sacrificio y en el caso de Misiones por las temperaturas altas”, indicó Silvia González Ayala, infectóloga y pediatra de La Plata y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi).

 

Los puntos más importantes señalados en el protocolo aprobado, el viernes, en el Consejo Federal de Educación (CFE) y que comparten los profesionales de la salud son: uso correcto del tapabocas cubriendo el mentón, la boca y la nariz, el distanciamiento entre 1,5 y 2 metros entre cada individuo, la higiene de las manos, organización de la circulación de alumnos y docentes dentro de los establecimientos educativos, organización de los recreos, así como del ingreso y egreso a las escuelas.

 

“Es una organización de cada escuela que tienen que ver los directivos pero en consenso con los docentes, con el personal no docente y con la comunidad educativa, con representación de los padres. Esto no se puede imponer, hay que llevar racionalidad, seguridad de modo que esté todo perfectamente previsto”, sostuvo la especialista.

 

Unas de las preocupaciones que tienen docentes y padres que conviven con personas mayores o con factores de riesgo es no llevarles la enfermedad. En ese sentido, Oscar López, pediatra e infectólogo del Hospital de Pediatría Fernando Barreyro de Posadas, indicó: “Al llegar a casa sugiero, en lugar del alcohol, un buen lavado de manos con agua y jabón. Respecto a la ropa, si hubo distanciamiento es muy probable que no esté contaminada, pero si se pudiera, sacarse el uniforme o delantal y lavarlo. Evitar con esa ropa tener contacto con alguien de riesgo como el abuelito, la embarazada, el hipertenso”.

 

Y continuó: “Lo que no deja de preocuparme es el tema del transporte, que también va a tener sus riesgos. Si les enseñamos al niño que cuando se baja del colectivo lo primero que tiene que hacer es ponerse alcohol en las manos, seguramente iremos minimizando cada vez más los casos”.

 

Dada su experiencia en la atención de los niños, López aseguró que aprenden estos hábitos muy rápido y además de los padres, los docentes tendrán un papel primordial en ello.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Formosa vende sus servicios a China y el mundo

Economía

Las ventas en los Super del NEA cayó hasta 6%

Economía

Río Paraguay a centímetros de repetir descenso histórico

Economía

Nadie ama lo que no conoce, hoy las meliponas o rubita

Ambiente

Redes Sociales
Inscríbase al boletín